Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
CÁNOVAS, ADOLFO Y GUZMÁN

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES


TAGS


ARTISTAS, GRUPOS...:

Cánovas, Adolfo y Guzmán | Juan Robles Cánovas | Adolfo Rodríguez | José María Guzmán | Popi González

GÉNEROS, ESTILOS...:

Pop

SALAS, FESTIVALES...:

Corrala de Santiago

SELLOS, DISTRIBUIDORAS, EDITORAS, PROMOTORAS...:

Kuver Producciones | Universidad de Granada


CÁNOVAS, ADOLFO Y GUZMÁN

Pintando canciones de amor

Juan Jesús García nos narra el reciente paso por la Corrala de Santiago de la Universidad de Granada de tres de los nombres clave en el pop español de todos los tiempos: Juan Robles Cánovas, Adolfo Rodríguez y José María Guzmán. Fueron teloneados por Popi González.


Redactor  JUAN JESÚS GARCÍA  |  Granada, 18/04/2019


Haber cantado 'Solo pienso en ti', la canción perfecta de amor (la mejor escrita nunca según el añorado Javier García Lapido), con todo lo que supone su letra de impotencia, debilidad, afecto, entrega y vulnerabilidad, debiera haber sido un pasaporte a la eternidad. Decía Don McLean, cuando le preguntaron por 'American Pie', que era el seguro de vida para no tener que trabajar más. Pero estamos en España, y aquí hacemos tabla rasa para huir hacia adelante ligeros de equipaje y que se salve el que pueda. Así nos va.


Por eso, volver a oír esa maravilla en las voces de sus intérpretes (¡ay! el autor, Rodrigo García, está fuera de juego) es un regalo que no se quisieron perder muchos en la Corrala de Santiago a rebosar, y curiosamente entre ellos, gran parte (y debieran haber sido más) de los músicos de la ciudad de Granada, reverenciando a un equipo de trabajo que representan (¡y mantienen!) el no va más de la música vocal en nuestro país. Y si CRAG, un grupo hasta cierto punto fantasma porque nunca llegaron a tocar en directo en su momento, era el mejor encaje vocal de los setenta, fueron precedidos por Popi González, que lleva en los genes lo mejor de la década anterior.


De vuelta de casi todo, se toman este momento como un divertimento entre amiguetes, ellos y el público (absolutamente rendido desde el minuto cero), como si estuvieran sentados en la mesa camilla de casa. Nada que ver con un concierto habitual, con una presentación tan distendida e informal que buena parte del tiempo se les fue en mucha cháchara autocomplaciente, batallitas, chistes y bromas de mayor o menor gracieta... Y eso sí, deslumbrantes ejecuciones de su cancionero (el menor, y el mayor) en las que quedó clara su entidad histórica como enlace ibérico con el mejor popfolk angloamericano, ofreciendo una amplia paleta de posibilidades personales de tres arrebatadores colores individuales: Cánovas de metal negroide y agónico (muy inmóvil porque estaba recién salido del quirófano) y un puntito psicodélico en sus composiciones; Adolfo, costumbrista y doméstico en sus historias, maestro del arpegio y de deslumbrantes facultades cantando, y Guzmán, dicharachero hasta el monólogo, expresivo y moneda pop de cambio del grupo.


No se apartaron del guión esperado más que para volver a un par de temas de 'El país de la luz', recordar el paso de Guzmán por Cadillac, los antecedentes de Solera, a sus adorados Beatles, y el de Adolfo por Los Íberos con un arreglo tan soberbio de 'Sommetime girl' que ni Crosby, Stills, Nash & Young; cuarteto obviamente muy presente toda la noche, en versión y algún guiño añadido.


No ha habido voces mejor conjuntadas en la historia del pop reciente (¿?). Lo dicho, un regalo sin envolver ni tickets de cambio para seguidores y pintores enamorados de sus modelos: Solo pienso en ti con el lienzo en blanco, que lo sepas. Insuperable.

Haber cantado 'Solo pienso en ti', la canción perfecta de amor (la mejor escrita nunca según el añorado Javier García Lapido), con todo lo que supone su letra de impotencia, debilidad, afecto, entrega y vulnerabilidad, debiera haber sido un pasaporte a la eternidad. Decía Don McLean, cuando le preguntaron por 'American Pie', que era el seguro de vida para no tener que trabajar más. Pero estamos en España, y aquí hacemos tabla rasa para huir hacia adelante ligeros de equipaje y que se salve el que pueda. Así nos va. Por eso, volver a oír esa maravilla en las voces de sus intérpretes (¡ay! el autor, Rodrigo García, está fuera de juego) es un regalo que no se quisieron perder muchos en la Corrala de Santiago a rebosar, y curiosamente entre ellos, gran parte (y debieran haber sido más) de los músicos de la ciudad de Granada, reverenciando a un equipo de trabajo que representan (¡y mantienen!) el no va más de la música vocal en nuestro país. Y si CRAG, un grupo hasta cierto punto fantasma porque nunca llegaron a tocar en directo en su momento, era el mejor encaje vocal de los setenta, fueron precedidos por Popi González, que lleva en los genes lo mejor de la década anterior. De vuelta de casi todo, se toman este momento como un divertimento entre amiguetes, ellos y el público (absolutamente rendido desde el minuto cero), como si estuvieran sentados en la mesa camilla de casa. Nada que ver con un concierto habitual, con una presentación tan distendida e informal que buena parte del tiempo se les fue en mucha cháchara autocomplaciente, batallitas, chistes y bromas de mayor o menor gracieta... Y eso sí, deslumbrantes ejecuciones de su cancionero (el menor, y el mayor) en las que quedó clara su entidad histórica como enlace ibérico con el mejor popfolk angloamericano, ofreciendo una amplia paleta de posibilidades personales de tres arrebatadores colores individuales: Cánovas de metal negroide y agónico (muy inmóvil porque estaba recién salido del quirófano) y un puntito psicodélico en sus composiciones; Adolfo, costumbrista y doméstico en sus historias, maestro del arpegio y de deslumbrantes facultades cantando, y Guzmán, dicharachero hasta el monólogo, expresivo y moneda pop de cambio del grupo. No se apartaron del guión esperado más que para volver a un par de temas de 'El país de la luz', recordar el paso de Guzmán por Cadillac, los antecedentes de Solera, a sus adorados Beatles, y el de Adolfo por Los Íberos con un arreglo tan soberbio de 'Sommetime girl' que ni Crosby, Stills, Nash & Young; cuarteto obviamente muy presente toda la noche, en versión y algún guiño añadido. No ha habido voces mejor conjuntadas en la historia del pop reciente (¿?). Lo dicho, un regalo sin envolver ni tickets de cambio para seguidores y pintores enamorados de sus modelos: Solo pienso en ti con el lienzo en blanco, que lo sepas. Insuperable.
Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]