Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
UN TRANVÍA LLAMADO DESEO

UN TRANVÍA LLAMADO DESEO

Imperdonable perdérsela

Vicky Peña emociona, excita, seduce, transmite y está sublime cada vez que exaspera en unos encendidos diálogos.


Redactor  MIGUEL ANTONIO HURTADO  |  Madrid, 14/02/2011


El Teatro Español de Madrid nos ofrece una de las obras (coincidiendo con el centenario de su nacimiento) más salvajes de Tennessee Williams, 'UN TRANVÍA LLAMADO DESEO', una compleja relación a tres entre el atractivo animal de un rudo, enérgico y bebedor proletario de origen polaco (Stanley Kowalski) que emana tanta hombría como malos modos; una sumisa Stella, de origen refinado y selecta educación, que ha sido atrapada por la atracción fatal que siente hacia su marido Stanley y ante el que permanece sumisa y entregada a pesar sus violencias, y Blanch Dubois, la sugerente y delicada hermana de Stella, delirante y altiva en el término de su juventud. La dualidad atracción-odio que se establece entre Blanch y Stanley tensará un ambiente que no es otra cosa que el fiel reflejo entre los extremos rudos y violentos y la hipocresía social.


Excelente dirección del prolijo Mario Gas (actual director del Teatro Español) que ha mantenido prácticamente íntegro el texto original, en esta versión de José Luis Miranda, del fascinante dramaturgo de Columbus. Producido por Juanjo Seoane, con la cuidada y práctica escenografía de Miguel Ángel Coso y Juan Sanz, las vidoescena permanente y discretamente gris de Álvaro Luna, la escogida música de Alex Polls, la concentrada iluminación de Juan Gómez Cornejo y el impecable vestuario de los años 40 de Antonio Belart, 'Un tranvía llamado deseo' se ha perfilado como una de las obras imprescindibles de la actual oferta teatral madrileña.


Vicky Peña (Blanche) emociona, excita, seduce, transmite y está sublime cada vez que exaspera, en unos encendidos diálogos, a su cuñado Stanley, magistralmente llevado por Roberto del Álamo, que dota al personaje de la fortaleza y la virilidad visceral de un apasionante personaje que se mueve en el filo de la tensa atracción que se oculta en esta casa de la Calle Campos Eliseos de New Orleans. El papel dulce y conciliador que desarrolla Ariadna Gil (Stella) como la fiel y maltratada esposa, y la preocupada, intranquila, temerosa y angustiada hermana, sin desmerecerla, dista mucho de sus mejores interpretaciones quedando diluida en demasía. Fascinante la actuación de Alex Casanovas en el papel secundario de Mitch.


Grande una vez más Vicky Peña, soberbio montaje de Mario Gas, reitero, imperdonable perdérsela.

Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]