Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
ADRIÀ BOFARULL & SUBESPAI

DATOS DE PUBLICACIÓN


FECHA: 06/08/2018


CATEGORÍA:

Música >> Reseñas

TEXTO:


FOTO:
ARCHIVO

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES


TAGS


ARTISTAS, GRUPOS...:

Adrià Bofarull | Subespai | Mauri Edo

GÉNEROS, ESTILOS...:

Experimental | Electrónica

SALAS, FESTIVALES...:

Gràcia Terrori Sonor

SELLOS, DISTRIBUIDORAS, EDITORAS, PROMOTORAS...:

Gràcia Terrori Sonor


DISCOGRAFÍA / FILMOGRAFÍA / OBRAS

ADRIÀ BOFARULL & SUBESPAI

'Encounters in time and space': Sensaciones insólitas

Gràcia Terrori Sonor reunió en su sede a dos exploradores del sonido como son Adrià Bofarull y Subespai para improvisar una sesión de música experimental que ha dado origen al álbum 'Encounters in time and space', recientemente editado. Nuestro redactor Valle nos lo reseña.


Redactor  VALLE  |  Barcelona, 06/08/2018


"Eso lo va a hacer Rita la Cantaora". La verdad es que ése fue mi primer pensamiento cuando Juanma Cantos, el director de BuscaMusica.es, me sugirió que escribiera una reseña del disco 'Encounters in Time and Space' que es el séptimo concierto que se ha grabado de la serie 'The Encounters in the Space-Time'. Un concierto totalmente improvisado hecho por dos artistas que se acababan de conocer y que es la redundante redundancia de la música experimental porque experimentan, improvisadamente, con sonidos ya experimentales. O sea, para mí, en ese momento, era un perro verde al que no sabía qué collar colocar y por eso pensé que, mejor, lo hiciera Rita. Pero entonces, precisamente, me acordé de ella. De Rita. Supongo que muchos de vosotros sabéis que Rita la Cantaora existió de verdad y que esa expresión sobrevive porque Rita Giménez García fue una cantaora de mucho éxito y muy pasional que se atrevía a cantar todo lo que le pidiesen. Cualquier palo, moderno o antiguo, aunque no estuviera en sus registros vocales, fue cantado e interpretado por Rita. Por esa razón, el resto de los artistas flamencos, cuando se les solicitaba algo que no estaba en su repertorio o que no tenían ensayado, solían decir: "Eso lo va a hacer Rita la Cantaora". Pienso que en la vida, si realmente queremos vivirla, hay que ser como ella. Probar cosas nuevas, poner pasión y asumir riesgos. Porque, aunque nos equivoquemos, si lo hacemos con la pasión de Rita, nunca será un error y, tal vez, cuando ya no estemos en el mundo, alguien nos recuerde con un epitafio parecido al mejor epitafio que he leído nunca. El que la publicación 'Oído al cante flamenco' dedicó a Rita la Cantaora:


"La existencia de La Rita fue pintoresca sin llegar a ser azarosa. Se redujo a amar todo lo que pudo, a cantar todo lo que se la pidió y a saborear todos los goces que pasaron al alcance de su mano".


Así que, aunque no es mi palo, voy a intentar seguir mi consejo de ser como ella y escribir sobre dos artistas con la pasión y la valentía de Rita.


ADRIÀ BOFARULL y Mauri Edo (con su proyecto SUBESPAI) son dos exploradores de aquello que aman: el sonido. Son dos artistas metafísicos, surrealistas y, en muchas ocasiones, abstractos que, con sampler, dispositivos electroacústicos, grabaciones de campo, sintetizadores y manipulación de objetos e instrumentos en tiempo real, consiguen, además de poner una banda sonora a nuestro subconsciente, crear nuevos sonidos, viajar a otras dimensiones y hacer que nazcan sensaciones no conocidas. Tanto Adrià como Mauri acreditan una larga experiencia en la experimentación de ruido, de sonidos y de silencios con los que expresan y dan cuerpo a sentimientos contradictorios, sueños y energías en tránsito. Por eso, sin duda fue un acierto que Gràcia Territori Sonor los juntara para su séptimo concierto celebrado el 17 de mayo y cuya grabación ha visto la luz el pasado día 26 de julio en un CD dividido en dos pistas de unos 25 minutos cada una en las que os envolverán en un universo improvisado e inventado pero extrañamente real.


La primera pista 'Peak Events in a Blurred Calm' os hará mantener la expectación con un abanico de zumbidos desordenados a los que te vas acostumbrando y, contradictoriamente, Adrià Bofarull y Mauri Edo te hacen creer que el caos y el terror empieza cuando ese desorden se empieza a ordenar. De repente, hay un ritmo con sonido de reloj antiguo, el ruido de un tren que nunca llega o unas terroríficas notas de piano y es como si lo desconocido fuera la calma mientras que los elementos sonoros reconocibles te alteran. Un gran efecto que continua en la segunda pista 'An Unexpected End to the First Date' en la que opino que puede haber una crítica a nuestra sociedad porque lo que abundan son los intentos fallidos de arranque de generadores y todo tipo de máquinas y computadoras. Intentos fallidos de arranque al mismo tiempo que te inquieta el sonido de un timbre de bicicleta o, sobre todo, de unos zumbidos frotados que parecen insectos-robots trabajando.


La gran duda que me queda al escuchar este genuino trabajo es que nunca sabré si esto es lo más antiguo del mundo o lo más moderno. Nunca sabré si esto fue la pre-música o será la post-música.


'Encounters in Time and Space' es un disco raro, chirriante y, en muchos momentos, incoherente. No obstante, os invito a que lo escuchéis, a que probéis sensaciones insólitas, a que vuestros oídos descubran otros mundos creados por personas enamoradas del sonido como Adrià Bofarull y Mauri Edo. Y, ya puestos, también os propongo que inventéis, que no tengáis nunca miedo a hacer cosas nuevas si las hacéis con pasión y que, así, sigáis el ejemplo de vida que dio Rita la Cantaora hasta el final. Porque, en 1934, cuando Rita tenía 75 años y, muy delicada de salud, llevaba bastante tiempo retirada, el madrileño Café de Magallanes organizó un recital benéfico en el que quiso homenajear a las grandes figuras flamencas de final del siglo XIX y principios del XX que eran consideradas como la generación más sabia del cante. Encima de aquel tablao se encontraron, entre otros, artistas de la talla de La Coquinera, Fosforito y, por supuesto, nuestra Rita. El público les vitoreaba entre canción y canción con frases como "¡viva la sabiduría del flamenco!" o "¡viva la solera del arte!". Hasta que un chico que, seguramente, no se había enterado bien ante quien estaba, gritó: "¡que alguien cante un fandanguillo!". Al oír aquello, la gente se puso a murmurar reprochando al joven su actitud. El fandanguillo se había puesto de moda recientemente y aún estaba considerado un palo muy menor. Era algo así, para que me entendáis, como si alguien le pide un reggaeton a Serrat. Sin embargo, unos segundos después, el público estaba llorando de emoción mientras se rompían las manos aplaudiendo porque la vieja Rita, renqueante, se levantó de su silla y, con el gracejo jerezano que a todos enamoraba y la mano derecha sobre su pecho, aseguró: "Eso lo va a hacer Rita la Cantaora".

Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]