Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
THE JESUS & MARY CHAIN

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES


TAGS


ARTISTAS, GRUPOS...:

The Jesus & Mary Chain | William Reid | Jim Reid | Lazycame | Freeheat | The Jesus and Mary Chain

GÉNEROS, ESTILOS...:

Noise | Alternativa | Indie | Indie-Rock

SALAS, FESTIVALES...:



SELLOS, DISTRIBUIDORAS, EDITORAS, PROMOTORAS...:

Blanco y Negro | Warner Bros | WEA | Warner Music | Creation | Sub Pop | Def American | Strange Fruit | Rhino


THE JESUS & MARY CHAIN

'Darklands': Oscura placidez post-adolescente

'Darklands', la secuela de 'Psychocandy', todavía se alimenta de la arrogancia y el desencanto vital de sus artífices, quienes recogen parte del espíritu propio de la época en que salió, mediados de los 80.


Redactor  DAVID R. SANTORO  |  Jaén, 01/11/2006


Hubo una vez, en el mundo de la música, una revolución. Incruenta, por supuesto; quizá pequeña, como tantas, pero en lo que nos concierne, relevante hasta el punto de que hoy en día todavía da coletazos. La protagonizaron dos hermanos que apenas habían sobrepasado la veintena, de Glasgow, Jim y William Reid. Un single demoledor lleno de chirridos y feedback, 'Upside down' (Bo Didley con una motosierrra tocando en las cuevas de Altamira) fue la presentación.


En las mismas coordenadas de sus cuatro singles de presentación, debutan en lp con 'Psychocandy' en diciembre del 85. Sexo sucio, cuero y velocidad. Misantropía y química, ya saben. En él habitan la inteligencia y la furia pre-punk de Velvet Underground, la simplicidad compositiva de los Ramones, la dulzura melódica de los Beach Boys, y hasta la de los grupos de chicas producidos por Phil Spector, muro de sonido incluido. THE JESUS & MARY CHAIN revitalizan también (o pervierten y degeneran, según se quiera ver) la neo-psicodelia de Echo & the Bunnymen. 'Psychocandy' quedará asumido por la historia habiendo conquistado el corazón de la crítica especializada y de sus numerosos fans a base de una música enorme y un carisma a prueba de bombas. Diríamos que el talento les poseyó de forma violenta. El ruido ya estaba allí antes (en Sonic Youth, p. e.), y continuaría después de ellos con alumnos aventajados como My Bloody Valentine, pero la irrupción de este álbum supuso un punto de inflexión en cuanto a la aceptación por parte del público del noise como fórmula, del ruido como música, sobre todo entre los seguidores más inquietos. Los hermanos Reid suponen una puesta al día del mejor pop y del rock’n’roll (¿realmente son conceptos antagónicos?) convirtiéndose, además, en la esencia misma de la modernidad, creando un lenguaje tan propio que resulta difícil imaginar el 'Guitarman' o el 'Surfin' USA' que grabaron en las versiones de los artistas originales que las interpretaron por primera vez (Elvis y Beach Boys, respectivamente) si no se las conoce previamente. Björk, frontwoman de los Sugarcubes antes que diva de la vanguardia y rendida fan del grupo, les reprochó sobre su versión del 'Birthday': "Han destrozado la canción…". Con lacónica coherencia, respondieron: "Claro que la hemos destrozado. ¿Qué esperaban que hiciéramos?" .


'Darklands', la secuela de 'Psychocandy', todavía se alimenta de la arrogancia y el desencanto vital de sus artífices, quienes recogen parte del espíritu propio de la época en que salió, mediados de los 80. En éste su segundo álbum suenan más barrocos, más limpios; la lánguida cadencia del conjunto toma forma en canciones más desarrolladas, más maduras: su personalidad sigue imponiéndose aun con ligeros ecos de artistas admirados por Jim y William, que firman juntos todo el repertorio: rastreamos las huellas de Leonard Cohen en 'Deep one perfect morning', a los Rolling Stones en 'Nine million rainy days'. La más enérgica 'April Skies' se convierte en uno de los hitos del grupo, junto con la extraña divagación trascendental de 'Darklands', el tema que abre y titula el disco. Consiguen la paradoja de hacer un álbum a la par que más luminoso, también más sombrío. Algo menos juvenil, pero más maravilloso. 'Darklands', el álbum, ese bello reverso de 'Psychocandy'. Creo que supone un punto y aparte en su trayectoria, que más adelante dejará ver sus incursiones incluso con las bases programadas y la música de baile, o en versiones puramente acústicas de sí mismos, ya quizá sin las aristas incisivas de sus primeras canciones. Quizá una cierta falta de ambición artística sea la responsable de agotar el proyecto a finales de los 90, legando posteriores carreras en solitario tanto de William Reid (William, Lazycame) como de Jim (Freeheat). Pero eso es ya una historia distinta a la hermosísima herencia de los escoceses.

Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]