Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
DE NICOLÁS A SARKOZY (LA CONQUÊTE)

DE NICOLÁS A SARKOZY (LA CONQUÊTE)

Retrato de una patria con animal mediático al frente

Un magnífico Denis Podalydès, capaz de calcar con absoluta precisión la actitud, los movimientos y la forma de hablar del mismísimo Nicolas Sarkozy.


Redactor  JUANJO LÓPEZ  |  Barcelona, 13/04/2012


Poco o nada sabemos del director parisino Xavier Durringer. Sus dos primeras películas pasaron completamente desapercibidas por las carteleras de nuestro país. 'LA CONQUÊTE' (traducida alegremente como 'DE NICOLAS A SARKOZY') puede que cumpla con esa máxima de "a la tercera va la vencida". A estas alturas nadie discute el gran tirón que tiene el presidente de la República Francesa más mediático de todos los tiempos.


Durringer va en serio a pesar del aroma paródico que respira la cinta en diferentes ocasiones, aroma que viene acentuado por la propia figura política de Sarkozy: un hombre capaz de quererse a sí mismo más que a todos los que le rodean y más que a todo un país, un personaje sediento de poder dispuesto a demostrar su gran capacidad de aglutinar identidades extremas de un país desengañado y desorientado. El ego del actual presidente es tan infinito como insaciable, pudiéndose llevar por delante a quien sea hasta conseguir su cometido.


Si bien es cierto que el inicio de la cinta es titubeante y que cuesta aceptar el fundido a negro como herramienta de transición entre escenas, la película se solidifica gracias a un relato fidelísimo de los hechos en cuestión y a un magnífico Denis Podalydès, capaz de calcar con absoluta precisión la actitud, los movimientos y la forma de hablar del mismísimo Nicolas Sarkozy.


'La Conquête ('De Nicolás a Sarkozy') puede ser una buenísima lección de marketing político, arte contemporáneo que no conviene confundir con el sentido más puro de la acción política. Aquí están los chanchullos de un señor bajito que tiene entre ceja y ceja ser llegar a lo más alto, pero también están los entresijos de un sistema contaminado por unos medios de comunicación que se arrodillan ante cualquiera con tal de conseguir un titular.


La consistencia del filme radica en la relevancia del propio Sarkozy, cuyo perfil resulta fascinante para la ficción, se compartan o no sus ideas y la forma en que plantea las mismas. La gama de grises del personaje es riquísima y funciona en la pantalla desprendiendo un magnetismo de lo más detestable. Aunque la cinta da una visión muy exacta de los hechos, en ocasiones su ritmo es tan decadente como los representantes de una primera línea política que funciona más por defecto que por méritos propios.


La nítida fotografía que Durringer saca de Sarkozy es además un claro reflejo del vacío imperante en la clase política francesa (extensible a otros países y al nuestro por descontado), más centrada en discursos atrapa-votos que en su afán de transparencia. La Francia de hoy es un país hecho a la medida de Sarkozy, representante absoluto del populismo más rancio y de la pura fachada en su sentido más amplio. La película ilustra y entretiene al espectador aunque no tendrá el mismo peso en la historia que su protagonista.

Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]