Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
JOSÉ IGNACIO LAPIDO

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES


TAGS


ARTISTAS, GRUPOS...:

José Ignacio Lapido | Popi González | Víctor Sánchez | Paco Solana | Raúl Bernal | Jean Paul

GÉNEROS, ESTILOS...:

Rock

SALAS, FESTIVALES...:

El Sol

SELLOS, DISTRIBUIDORAS, EDITORAS, PROMOTORAS...:

Pentatonia


JOSÉ IGNACIO LAPIDO

De luces y realidades

El concierto resultó un regreso en todas las acepciones de la palabra: una vuelta a lo conocido y una restitución de lo ya poseído y demostrado en ocasiones anteriores.


Redactor  JUANMA CANTOS  |  Madrid, 15/12/2010


El rock español le debe una (mejor dicho, varias) a este granadino. JOSÉ IGNACIO LAPIDO es una de sus joyas más evidentes pero, incomprensiblemente, más ocultas. Disco tras disco demuestra una coherencia a prueba de bombas, de modas y de brindis al sol: es una coherencia pacífica, atemporal y comprometida. Con el último, 'De Sombras y Sueños', la demostración no iba a ser menor. Y es que Jose vuelve a lo suyo, a lo que mejor sabe hacer: rock sin aditivos, sin máscaras, lleno de historias poéticas, incluso oníricas, y, en todo caso, personalísimas, que bien podrían salir editadas en volúmenes encuadernados en cartoné. Volvía el maestro a la sala El Sol a defender su nuevo álbum en directo, aunque no era necesario defenderlo: el público que llenaba la sala con estrechuras ya estaba convencido de antemano y sólo quedó disfrutar de las nuevas canciones del "poeta eléctrico".


El concierto resultó un regreso en todas las acepciones de la palabra: una vuelta a lo conocido y una restitución de lo ya poseído y demostrado en ocasiones anteriores, pero no por ello menos atractivo, a un concierto impecable como lo fue su última presencia en la sala hace un par de años, a algo así como un déjà vu dulce en lo que se vivió, intenso en que se sintió y gratificante en lo que se escuchó. Lo dijo el propio protagonista durante su actuación: "el mismo lugar, los mismos músicos, pero distintas canciones", incluso las mismas caras entre el público. Y es que el granadino cuenta con una legión, más escasa, eso sí, de lo que un músico de su talla merecería, de fieles seguidores que llenan sus conciertos y acaban rápidamente con la tirada de sus discos.


Lapido comenzó su actuación por el final, por el último de los temas que componen su nuevo trabajo, 'Paredes Invisibles', remarcando el lado más pausado que el guitarrista y cantante imprime en su nuevo álbum, en el que la presencia de los teclados de Raúl Bernal acrecienta la raíz norteamericana del conjunto de canciones. De ahí en adelante, desde esa toma de contacto, todo se convirtió en un adhesivo crescendo de rock sincero y emocional que se prolongó durante unas generosas dos horas y cuarto, dando tiempo para todo: para el objetivo principal, el de descubrir las canciones de su último trabajo, y, cómo no, también para afianzar esa legión de la que hablaba antes, con un repaso a su ya amplia discografía, y, como viene siendo agradecida costumbre, con un par de incursiones (cuatro en esta ocasión) en sus aún añorados 091.


Un breve tramo de "recuerdos" ('No digas que no te avisé', 'Luz de ciudades en llamas') dio paso, era lo lógico, a las canciones de 'De Sombras y Sueños' ('Algo falla', 'El Más Allá', 'Cansado', 'Antes de morir de pena', 'Sueños que dejamos ir', 'En medio de ningún lado', 'Vuelta a empezar') sin contar con la presencia de los invitados en el disco (Miguel Ríos, Quique González, Eva Amaral, Quini Almendros...). No se les echó en falta, la verdad.


Con el público ya volcado hasta la extenuación, tras unos primeros asaltos ganados por KO, Lapido fue combinando temas de ahora y aquí ('La hora de los lamentos', 'Lo creas o no') con otros de 'En otro tiempo, en otro lugar' ('La antesala del dolor', 'Más difícil todavía'), de los más lejanos de su cronología con nombre propio ('Ladridos del perro mágico') y de los más cercanos de su 'Cartografía' ('En el ángulo muerto', 'Algo me aleja de ti', 'Cuando el ángel decida volver'), de su 'Música Celestial' ('Nadie besa al perdedor') o de sus 091 (una coreadísima 'La canción del espantapájaros' o una férrea 'Zapatos de piel de caimán'). Un repaso, ya digo, en toda regla a esa forma de hacer canciones tan propia pero a la vez tan enraizada en el acervo rockero. Un sociólogo llegó a definir sus textos, mediante la redundancia, como "de una tristeza lapidiana". Quizá sea ese intimismo y esa reflexión sobre lo triste, lo desagradable, lo no aceptado y lo nostálgico que imprime Lapido a sus letras lo que engancha tan fácilmente. En todo caso, la excelencia de sus textos es un hecho innegable, lo que le ayuda, y mucho, para convencer.


Para finalizar, regaló dos versiones de temas de 091, en principio fuera de programa, una coral 'Esta noche' y una impetuosa 'Espejismo nº8' con la que le gusta recrearse. A él y a una formidable banda de rock (Popi González, Víctor Sánchez, Paco Solana y el ya mencionado Raúl Bernal) que le acompaña y que sabe sacar de quien les escucha una sonrisa de satisfacción con -poco más de- tres acordes. ¿No era eso el rock?

Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]