Ir al contenido de BuscaMusica.es
Sección actualInicio del contenido
PIXIES

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES


TAGS


ARTISTAS, GRUPOS...:

Pixies | Black Francis | Joey Santiago | David Lovering | Kim Deal | Steve Albini | Gil Norton | Frank Black | The Breeders | The Pixies

GÉNEROS, ESTILOS...:

Indie-Rock | Alternativa | Rock

SALAS, FESTIVALES...:



SELLOS, DISTRIBUIDORAS, EDITORAS, PROMOTORAS...:

4AD | Spin Art | ADA


PIXIES

'Doolittle': Sobre monos, ovnis, vampiros y accidentes de coche

'Doolittle' es demoledor desde que comienza: 'Debaser' abre el disco con una energía inaudita. No se me ocurre un disco que abra tan fuerte y que mantenga ese nivel de poder durante todo el minutaje.


Redactor  DAVID R. SANTORO  |  Jaén, 01/06/2006


"Se busca chica bajista para formar grupo. Influencias: Peter, Paul & Mary y Hüsker Dü". Este anuncio, deliciosamente ingenuo, aparecido en la prensa musical americana a mediados de los 80, fue el pistoletazo de salida para una de las bandas formadas para mayor gloria de la era del rock comúnmente llamado alternativo. Cuando éste fue contestado por Kim Deal -cuentan, además, que ella fue la única que lo hizo-, PIXIES ya habían tomado forma en una banda que parecía llamada a renovar el discurso de cierta corriente hardcore. Black Francis (voz, guitarra), Joey Santiago (guitarra) y David Lovering (batería) completan la formación que pasará a la leyenda.


Con Peter, Paul & Mary, trío de canción ligera comercial de los 60, les une un evidente amor por el pop. Aparte de eso, su mención parece casi irónica, quién sabe. Con Hüsker Dü, aparte de la sonrisa oronda de su cantante, compartían una querencia importante por el rock más contundente, amor éste del que Black Francis da buena cuenta en los dos primeros trabajos de Pixies, 'Come on Pilgrim' (1987), y el también enorme 'Surfer Rosa' (1988) -¿recordáis 'Where is my mind?'-, que además cuenta con la producción de Steve Albini. Pura energía, por supuesto. Sin embargo, el trabajo en los controles de Gil Norton para 'Doolittle' será mucho más pulido, consiguiendo una obra mucho más rica en detalles, en matices. Si se suele mencionar este álbum como lo mejor de los Pixies, creo que es, entre otras razones, porque fondo y forma coexisten en una comunión gloriosa. Porque la riqueza de ideas y la creatividad andan, excelentemente, a la par con la composición brillante y personalísima de Francis. De hecho, no nos cuesta imaginarle en su primera juventud, y según confesión propia, escuchando compulsivamente su colección de discos de los Beatles, en uno de los mejores ejemplos de cómo un artista influye en otro instándole a sacar lo mejor de sí mismo, evitando una indeseable y simplona imitación, como quizá hicieron Oasis en su momento con respecto a los cuatro de Liverpool.


'Doolittle' es demoledor desde que comienza: 'Debaser' abre el disco con una energía inaudita. No se me ocurre un disco que abra tan fuerte y que mantenga ese nivel de poder durante todo el minutaje. El primero de los Ramones, quizá, y algún otro... Pero a diferencia de los neoyorquinos, Pixies muestran una gran versatilidad, merced sobre todo a las hiper-imaginativas guitarras de Santiago, que poseen un amplísimo registro: escuchad si no los arreglos para temas tan dispares como 'La la love you', 'Monkey gone to heaven', el ya citado 'Debaser', 'Hey', 'Mr. Grieves' o 'Gouge away'. La secuenciación del disco roza la perfección en una obra creada por un Black Francis pletórico de facultades: desde 'Debaser' / 'Tame' / 'Wave of mutilation'... hasta el final, con 'Hey' / 'Silver' y 'Gouge away', disfrutarlo entero es un paseo.


Un imaginario surrealista: simios que van al Paraíso, un conductor que quiere conocer el fondo del océano sin salir del coche, alimañas míticas que se alimentan de la yugular del cantante, o un coro de putas beodas son algunas de las representaciones menos morbosas provenientes de la mente calenturienta de nuestro hombre.


Su música, si se la quisiera clasificar, vendría a ser una mezcla de hardcore y rock arty donde el todo, además de un resultado imprevisible, es muchísimo más que la suma de las partes. Y con ella, no sería exagerado el afirmarlo, alcanzaron la gloria, tanto por la influencia que ejercieron (Nirvana, todo el rock alternativo de los 90...) como por la admiración que expresaron por ellos explícitamente artistas tales como David Bowie, Robert Smith (The Cure) o Bono (U2). Artistas posteriores como P.J. Harvey o Thom Yorke de Radiohead también alabaron sus excelencias. ¿Y después? Lo de siempre. Carreras por separado. Discos menores (por lo menos en comparación a los ya mencionados), alguno mayor ('Teenager of the year' (1994) de Frank Black o el 'Last Splash' (1993) de The Breeders). Y al final, una reunión que consuela en gran medida a quienes, por ejemplo, no les pudimos ver en su momento. Aunque ya saben que a veces -sólo a veces- en los regresos, y a pesar del conocido dicho, segundas partes sí pueden ser buenas. ¿No oyeron, por ejemplo, los discos que grabaron, después de llevar años separados, grupos como Go-Betweens o Echo & The Bunnymen? ¿O no presenciaron los directos, tan ariscos como eficaces (Festimad 2004, Primavera Sound 2005) de los eternos adolescentes Pixies?

Contenidos relacionados Últimos contenidos publicados
Búsqueda Avanzada y en el Archivo

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Búsqueda Avanzada y en Archivo. Accesskey [f]
Suscríbete a nuestra lista de correo

Prometemos no ponernos pesados... ;)

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Facebook
Jaén tuitea

Anuncio de Google Ads  ////  ANÚNCIATE AQUÍ

Top 5 Listas BuscaMusica.es. Accesskey [o]
Top 5 Discos Nacionales
Playlist de...
Top 5 Discos Internacionales
Anúnciate aquí. Accesskey [p]